You are here: Home » ecologicos » ALIMENTOS QUE AUMENTAN LAS DEFENSAS

ALIMENTOS QUE AUMENTAN LAS DEFENSAS

Alimentos-que-aumentan-las-defensas

Acrecentar las defensas orgánicas nos va a crear una protección superior contra virus y bacterias. No quiere decir que no enfermemos, mas va a ser menos usual, y nuestro organismo va a estar más listo para liberarnos más pronto y sin secuelas de estos invasores. Nos percataremos de que estamos con las defensas bajas si frecuentemente estamos cansados, si nos duele el cuerpo, si nuestro pelo se presenta frágil, si tenemos heridas que tardan en curar . El secreto está en llevar una vida sana, con nutrición, ejercicios y reposo convenientes, liberándonos en la medida de lo posible, además de esto, del poco a poco más rutinario stress de la vida moderna.

La dieta cumple en este sentido una esencial misión. Reducir el consumo de grasas, alcohol, café, azúcares refinados, leche (salvo la fermentada) y harinas, con sus derivados (tortas, gaseosas, frituras, chocolates, dulces, caramelos, panificados) va a ser realmente bien recibido por nuestro cuerpo, al que se requiere sostener en el peso conveniente, ni con sobre peso ni exageradamente delgados. Los vegetarianos al quitar la carne de su dieta, evitan ingerir gran cantidad de toxinas. Al contrario, se debe acrecentar el consumo de frutos secos, aceites vegetales, té verde, ajo crudo, miel, iogur, cereales, verduras de hojas verdes y frutas, cuanto más variado mejor. Singularmente se aconsejan todos y cada uno de los productos naturales que contengan vitamina C: cítricos, quivis, fresas, ciruelas, tomates y ajíes.

Los que proveen vitamina liposoluble de tipo A como zanahorias, zapallo y huevos; las proteínas vegetales presentes en las leguminosas, cereales integrales, frutos secos, arroz, quínoa, soja, semillas de sésamo y girasol y maíz. Del complejo B: legumbres, patatas, yema de huevo, nueces y diastasa de cerveza. Como complemento dietario, ya hemos hablado de las propiedades de la espirulina, para robustecer el sistema inmunológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *